Casasana Arquitectura e Ingenierí­a
aprendiendo-arquitectura-en-barcelona2-diseno-y-construccion-casasana-arquitectura-e-ingenieria-geobiologia-salud-del-habitat-medellin-colombia

¿y porque geobiología y salud del hábitat? Parte 2

Era mi segundo día en Barcelona, mi primer encuentro con el fantástico barrio Gótico, penumbroso y misterioso, lleno de callecitas formidables y allí estaba a punto de pisar  el aula donde el famoso maestro Juan Bassegoda Nonell impartía la cátedra Gaudí…

entré unos minutos tarde , para mi sorpresa no era un  aula era un salón en uno de los palacios del barrio gótico, no sabía si era por la oscuridad o que pasaba pero no lograba ver bien a mi grupo de compañeros,  jamás se me olvidará  el hermoso abrigo verde limón combinado con los guantes Rosado Lola de una de las que al parecer seria mi compañera, avanzo y esas compañeras tenían más o menos cada una unos 70 años ¡! Seguro me equivoque  de reunión , entonces busqué la forma de salir en forma apresurada del recinto, en esa carrera hacia la puerta  vi rostros más  jóvenes con una sonrisa en su cara  y con una mirada me decían quédate no te has equivocado, tomé asiento en esa última banca donde efectivamente si estaban los estudiantes de la maestría, logre concentrarme un poco y ver al  profesor hablar  de una forma muy amena en un gran CATALAN lo que al parecer  se veía como la historia de jardines, se había vuelto tan ameno el tema que  libremente era permitido asistir a personas de la tercera edad a escuchar estas historias de la cual ellos mismos habían hecho parte, era divertido como esto no era una charla de un profesor a un alumno, era un conversatorio de recuerdos y anécdotas. Y en ese camino el profesor  atendía mas a sus contemporáneos que a sus estudiantes, ya la clase era para aquellos pintorescos y hermosos ancianos.

La verdad no entendí nada, de no ser por las diapositivas que acompañaban la charla, creí comprender el objetivo del tema tratado.

Esa noche no tuve oportunidad de saludar al maestro pero los nuevos compañeros me invitaron a tomar un café en una plaza cercana,  ya me explicaron que realmente la cátedra Gaudí desde la conferencia había perdido el esquema académico dependíamos ciertamente de la investigación  y de cómo íbamos presentando los temas  y como de acuerdo con ello avanzábamos las siguientes etapas, varios compañeros tenían ya 2 años en la cátedra.

Al siguiente día  visité y finalmente conocí al profesor, un señor bastante amable  con su cabeza totalmente blanca y esa sonrisa del abuelo que definitivamente era un contador de historias, ya di un paso importante le pregunte si era posible que las charlas fueran en Castellano que era como se ofrecía la Cátedra y estuvo de acuerdo aunque me aclaro que muchos de sus  “ alumnos “  solo querían escuchar el catalán, y había que entenderlos por tanto tiempo se le prohibió el uso de esa lengua y de nuevo recordé cuando aterrice en Barcelona cuando la azafata dijo bienvenidos a Cataluña… bueno pero es otra historia, con el profesor  decidí que mi investigación iba a tratar del paisaje colombiano y su evolución y definitivamente si lo podía hacer desde Colombia e irle mandando los informes,  si debía presentar algo en los meses que estuviera en Barcelona y yo había llevado algo de mis trabajos de interventoría en Cartagena y sobre ese tema desarrollé una  interesante exposición la cual fue validada para certificarme como asistente a la maestría.