Casasana Arquitectura e Ingenierí­a
aprendiendo-arquitectura-en-barcelona4-diseno-y-construccion-casasana-arquitectura-e-ingenieria-geobiologia-salud-del-habitat-medellin-colombia

¿y porque geobiología y salud del hábitat? Parte 3

Pero en total honestidad no había esperado tantos años de mi vida para  ir a estudiar al exterior para irme a sentar con  varias personas mayores a escuchar como contaba de rico las historia el profesor Bassegoda…

Salí de la Cátedra y fui a las oficinas de estudiantes  de la Universidad  y le pregunté  que otro tipo de estudio podía realizar, igual ya estaba becada por la cátedra Gaudí  y que lógicamente no podía pagar una especialización adicional, lo único que aceptaron fue media beca de estudios y el 50 % restante lo debía pagar con trabajo como  auxiliar del profesor  de la especialización que escogiera, me pareció interesante, y claro  empecé a revisar la oferta,  maestrías en diseño, tecnología, urbanismo, temas maravillosos  que  mi bolsillo aun no podía alcanzar, ahí si con cargas académicas muy pesadas, mi presupuesto era estar máximo 6 meses en Barcelona ese era el tiempo que tenía. De pronto estaba ante mi la información de una especialización que había iniciado hace tres meses   un tema para mi parcialmente conocido,  aquí en Medellín ya estaba todo el furor del edificio inteligente de empresas publicas  pero tenía algo mas, domótica, geobiología y salud del hábitat, fui  donde el consejero de la especialización para que me explicar realmente esto de que se trataba y por qué juntos dos temas, tan, lo que yo creía hasta ese día, ajenos entre sí, y me dijo “ claro nosotros creamos la tecnología para  mejorar  la eficiencia de los hogares pero debemos contrarrestar las cargas energéticas que esto genera, debemos hacer hogares saludables”, y quede cautivada, me ha gustado todo el tema de energías, el tema de cristales, el manejo del color, nada que no se relacione con el sentir del arquitecto, el sentir los espacios  y entonces pregunte de forma inmediata  que debía hacer, pues estudiar y ponerme al día con los tres meses que ya se había dictado, presentaría sustentación y si la pasaba podía matricularme para el tiempo que faltaba, el horario era cómodo  viernes y sábados, ya tenía  algo mas que hacer aunque aún tenía demasiado tiempo libre.

Llegue a matricularme y recuerdo que  lo que debía pagar era todo el dinero que había llevado para la estadía y alimentación, no sabía si entregar el cheque o no, lo acaricie como por dos minutos más y dije: “ hecho ya está , dónde firmo”, me presentaron el profesor del cual me convertiría en su monitora y bueno era un apasionado por todo el tema del hábitat saludable y me dejé  contagiar de todo su entusiasmo y ganas de aprender cada día.

 Un nuevo día , un nuevo grupo,  contrario a lo que haríamos en Colombia  que le damos una gran bienvenida y acogida  a los extranjeros los queremos hacer sentir en casa,  fue la primera vez en mi vida que me sentí discriminada, totalmente fuera  de lugar, había que realizar unos trabajos en equipo y sentía que cuando me acercaba a algún equipo que se estaba conformando todos casualmente estaban completos, bueno eso día  no conocí a nadie, pero yo sabía que llegaría el día y que querrían trabajar conmigo, no paso mucho tiempo y mi maestro vio lo que sucedía y la siguiente clase también debíamos trabajar en equipos pero esta vez él los asignó,  esa ayudita me vino bastante bien y aún recuerdo a Pedro y Josefina , él, ingeniero electrónico y ella arquitecta, mis más grandes amigos de aquella época, la sorpresa de saber que era colombiana y la curiosidad  de porque terminé estudiando  domótica allí en España fue la primera conversación.

La verdad los temas de domótica y de Edificios inteligentes eran muy técnicos, de aplicación y construcción de programas, de diseño de mayordomos electrónicos, faltaba más diseños más enfoque para los que éramos arquitectos, pero igual el aprendizaje fue muy  interesante, visitamos varios edificios inteligentes, vimos sistemas en funcionamiento y como podíamos aportar  en el mejoramiento de los hogares, llego el capítulo de Geobiología y salud del hábitat ya fueron los ingenieros quienes se sintieron un poco aislados. Recorrimos plazas, iglesias, aprendimos de radiestesia, a definir energías en los lugares, aprendimos a leer la salud de cada lugar que visitábamos, aprendimos de la conexión perfecta entre mente y lugar, como las casas nos podían  aliviar o enfermar, estudiamos muchos casos, escuchamos mil anécdotas, y es el aprendizaje que  no veía la hora de volver para compartir con colegas y amigos.